top of page

Administración inmobiliaria

Una administración exitosa de tu propiedad requiere de un equipo de profesionales especializados en la administración y en el espacio físico del inmueble, el manejo de las relaciones con los usuarios e inquilinos, así como la construcción de tu reputación en el mercado.


Para el alquiler de un inmueble es necesario contar con una buena administración, esto, con el fin de que el proceso sea eficiente y podamos sacar la máxima rentabilidad.

Normalmente, arrendar una propiedad no es un proceso sencillo. El objetivo de los propietarios es lograr una fuente de ingresos a partir de ello, sin embargo, en más de una ocasión, se convierte en una pérdida de tiempo.





La administración de propiedades consiste en las gestiones que lleva a cabo el profesional de una inmobiliaria con el propósito de lograr el arrendamiento de un inmueble.

La persona que se dedica a la administración de propiedades debe controlar las

decisiones financieras respecto a los inmuebles de sus clientes. Con ello no queremos decir que imponga una cantidad, puesto que es el propietario quien decide el precio del alquiler de sus viviendas. No obstante, el administrador es un profesional del mercado, por lo que debe asesorar sobre cuál es la renta que parece más apropiada para cada tipo de inmuebles, tomando en cuenta metros cuadrados, ubicación, condiciones del inmueble, así como condiciones del mercado. Gracias a ello, el cliente saca el máximo provecho al alquiler, pero a su vez se evita el establecimiento de precios desorbitados.


Una vez que se establece el acuerdo entre el cliente y el profesional, este último llevará a cabo todas las gestiones relacionadas con la publicidad inmobiliaria y los acuerdos de los contratos. También prestará cualquier tipo de asesoramiento.


Durante todo el proceso los clientes están en contacto con el administrador para ser informados de la situación. Es sumamente importante que la comunicación entre ambos sea fluida y eficiente.


La administración de propiedades es un servicio completo y que te ayuda a llevar a cabo el arrendamiento de la manera correcta. Consiste en todas las tareas que lleva a cabo un profesional para conseguir el alquiler de un inmueble. Dichas tareas comprenden desde la publicidad de la vivienda hasta la revisión de desperfectos, pasando también por la redacción de contratos, asesoramiento, etc.

Los beneficios que ofrece contar con un administrador son múltiples tanto

para el propietario de la vivienda como para el inquilino. Gracias a este servicio, el dueño de un inmueble puede sacar el máximo partido y todas las gestiones se llevan a cabo de forma segura. El inquilino, además, pagará un precio justo por el alquiler.


-Isabelle Cuevas

80 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page