Sistema monetario actual

Updated: Sep 6

El sistema monetario es la estructura en que se organiza legalmente un país para la circulación del dinero. Es decir, su creación, regulación y distribución en un momento determinado.


El sistema monetario se crea con la intención de regular las economías a nivel internacional, ya que pretende establecer el valor que tiene una moneda respecto a otra en cada país de conformidad a la riqueza generada, por cada nación así como al potencial de recursos con que cuenta. En el sistema financiero internacional se establece un valor a la moneda de cada país y es así como podrá determinar las acciones tendientes a comercializar e intercambiar a través de la moneda. Cada país es independiente en su forma de establecer la paridad monetaria que más le convenga para llevar a cabo las transacciones comerciales, así por ejemplo si algún empresario o comerciante requiere de divisas de otra nación para comprar maquinaria o insumos para producir los bienes finales o bien comprar bienes de consumo para distribuir ante la sociedad, se deberá someter a la política fiscal y monetaria que ha determinado su gobierno.


La moneda tiene tres funciones que podemos clasificar de la siguiente manera:


Medio de cambio: Para que una moneda se considere adecuada para las transacciones cotidianas, ésta debe tener ciertas características: facilidad en su transporte y entrega, fabricada de un material durable: capacidad de divisibilidad y debe ser generalmente aceptada para el cumplimiento de obligaciones, es decir debe tener curso legal.

Medida de valor: Una economía requiere que los bienes y servicios tengan una unidad que permita establecer su valor, es decir, una herramienta abstracta que permita medir el poder real de compra de bienes y servicios. Hay que distinguir entre el valor nominal y el real.

Reserva de valor: Implica que el valor de la moneda permanezca estable a través del tiempo, pues la cantidad de bienes y servicios no debe variar de manera importante a lo largo del tiempo.





Actualmente, la economía mexicana seguirá enfrentando un entorno incierto, principalmente asociado a la evolución de la pandemia, tanto a nivel global como nacional. Si bien se anticipa que la economía seguirá recuperándose de forma gradual, existen retos importantes para la reactivación, particularmente por la debilidad del mercado laboral.

La evolución de la inflación ha estado sujeta a choques considerables y con efectos en diferentes sentidos, lo cual impone retos a la conducción de la política monetaria. Para guiar sus acciones de política monetaria, la Junta de Gobierno dará seguimiento cercano a la evolución de la inflación con respecto a lo previsto, considerando la postura monetaria adoptada y el horizonte en el que esta opera. En este proceso, utilizará la información disponible de los determinantes de la inflación, así como sus expectativas de mediano y largo plazos, incluyendo el balance de riesgos para estos. La Junta de Gobierno continuará dando seguimiento cercano a todos los factores y elementos de incertidumbre que inciden en el comportamiento de la inflación y sus perspectivas, y tomará las acciones que se requieran con base en la información adicional, de tal manera que la tasa de referencia sea congruente con la convergencia ordenada y sostenida de la inflación general a la meta del Banco de México en el plazo en el que opera la política monetaria.

Además, se debe seguir trabajando en corregir los problemas institucionales y estructurales que han propiciado bajos niveles de inversión y productividad. De igual forma, se debe continuar con el esfuerzo de fortalecer el estado de derecho, abatir la corrupción y combatir la inseguridad. Todo ello redundará en un mayor dinamismo económico, lo que permitirá generar mejores oportunidades de desarrollo y un mayor bienestar para toda la población, no solo en la etapa de recuperación sino, especialmente, en el más largo plazo.

Programa Monetario 2021

Banco de México




Isabelle Cuevas

4 views0 comments

Recent Posts

See All